Estimado Cliente, La Locanda Armizo le da la bienvenida a nuestra espléndida ciudad y le agradece el haber elegido pasar con nosotros su estancia en Venecia. Le recordamos que estamos a su disposición para cualquier pregunta y aclaración y por eso vamos a establecerle aquéllo a lo que tiene derecho para que pueda gozar de todo el encanto de esta espléndida realidad. Lo primero de todo se le servirá el desayuno todas las mañanas en su habitación, y dependiendo de la duración de su estancia se le entregará gratuitamente un plano de Venecia con recorridos estudiados a conciencia por nosotros, de tal modo que pueda admirar en su tiempo libre el máximo posible de las maravillas de esta ciudad.
Naturalmente podrá gozar de una excursión gratis con la lancha a motor privada hasta la isla de Murano, donde tendrá la posibilidad de ver en vivo la famosa elaboración del cristal en el horno más antiguo e importante del lugar. Le aconsejamos los nombres de algunos restaurantes donde podrá comer verdaderamente a la veneciana y sobre todo será tratado honestamente y no como un turista. Si desea vivir una experiencia inolvidable con un paseo en góndola, nosotros le garantizamos la posibilidad de una reserva desde el hotel con una tarifa establecida antes de la excursión.
Si tuviera ganas de dar un salto al Casino, nosotros tenemos la posibilidad de regalarle entradas gratuitas puestas a disposición sólo para los estimados clientes de la locanda. En lo que se refiere a los famosos conciertos venecianos con la música de Vivaldi u otros grandes intérpretes, usted podrá reservarnos directamente la entrada, y le indicaremos en cada instante los lugares más prestigiosos donde realizan esta maravillosa música, por ejemplo las iglesias más antiguas de Venecia. Finalmente, le pedimos que se sienta como en su casa, recordándole que estamos a su completa disposición en todo momento de su estancia, y como venecianos intentaremos ayudarle a descubrir todos los secretos de esta ciudad única, por eso no dude en preguntarnos cualquier cosa que necesite; queremos que usted, cuando haya terminado su estancia con nosotros, pueda decir: “ha sido precioso, una experiencia inolvidable, me he sentido verdaderamente veneciano”.
Que pase unas felices vacaciones
Massimiliano.